domingo, 26 de marzo de 2017

TORTILLA DE BACALAO CON TOMATES ALIÑADOS/Cod omelet with spiced tomatoes

Es normal en las sidrerías del País Vasco presentar obligatoriamente como primer plato una tortilla de bacalao. En nuestro último viaje visitamos San Sebastián y tuvimos la ocasión de disfrutar de uno de estos establecimientos en el que pasamos una noche muy divertida. El menú de una sidrería es cerrado: tortilla de bacalao, bacalao frito con pimientos, chuletón, y como postre queso Idiazábal con dulce de membrillo y nueces, y por supuesto como bebida la sidra.

La receta de la tortilla en si no tiene nada especial en su elaboración, la destreza en la elaboración de una tortilla determinará un resultado más o menos exitoso. Se utiliza el bacalao desalado y podemos añadirle pimientos verdes, o bígaros o patata, o simplemente dejar como único ingrediente el bacalao.

En esta ocasión el bacalao lo he combinado con pimiento verde y, aunque lo normal es servir solamente la tortilla, la he acompañado con unos tomates rojos aliñados que han resultado ser un maridaje estupendo.

Espero que os guste.


Ingredientes (para 4 personas):  

400 gramos de bacalao desalado y desmigado, 6 huevos, 1 pimiento verde, 2 cebolletas, 2 dientes de ajo, 2 tomates rojos Daniela que no estén demasiado maduros, aceite de oliva virgen extra, una cucharadita de vinagre balsámico, sal, pimienta y una pizca de orégano seco.

Preparación:

Lavamos bien las migas de bacalao, revisando especialmente la eliminación de cualquier espina y resto de piel.

Lavamos y picamos el pimiento.

Picamos bien las cebolletas y los dientes de ajo.

Cascamos los huevos en un bol y los batimos bien añadiendo un poquito de sal.

Pelamos los tomates y los cortamos en rodajas de poco más de ½ cm. de grosor.

Elaboración: 
                                       
En una sartén con un poco de aceite ponemos a pochar el pimiento, la cebolla y los dientes de ajo.

Cuando esté todo bien doradito añadimos el bacalao desmigado y cocinamos durante 3 o 4 minutos mezclando bien todos los ingredientes.

Sacamos de la sartén y en escurrimos bien todo el aceite de este sofrito y lo añadimos al bol donde teníamos los huevos batidos.

En la sartén donde habíamos hecho el sofrito de las verduras y el bacalao añadimos unas gotas de aceite y añadimos la mezcla de los huevos con las verduras y el bacalao. A fuego medio vamos cuajando la tortilla y vamos doblando sobre sí misma como si se tratase de una tortilla francesa. Cocemos bien por todos los lados llevando cuidado de que no se seque demasiado ya que la gracia de esta tortilla es que resulte jugosa, es decir que no se cuaje demasiado en su interior.

Cuando la consideremos en su punto apartamos del fuego.

Presentación:

En una fuente lo suficientemente amplia colocamos a un lado la tortilla. A su costado vamos colocando las rodajas de tomate y los aliñamos con un chorrito de aceite de oliva virgen extra, unas gotitas de vinagre balsámico, una pizca de sal, otra de pimienta y espolvoreamos sobre ellos un poquito de orégano seco.

Listo.

Importante: Tanto el texto como las imágenes publicadas en este blog están protegidas bajo una licencia

domingo, 19 de marzo de 2017

PLÁTANO Y NARANJA FRITOS/Fried banana and orange

Un postre con frutas pero tratadas de una forma distinta. Es cierto que muchas veces, es normal, hemos visto recetas en la que los plátanos fritos cobran una relevancia importante; pero freír naranjas no parece que sea algo tan habitual, por lo menos para mí.

Sin embargo parece que esta receta es un postre que se suele preparar en el País Vasco, que aparece en alguna recopilación de la cocina vasca y que conocen como “Plátano y naranja a la vizcaína”.

La he realizado y me he encontrado con un postre delicioso en el que encontramos una combinación de sabores dulces y ácidos muy agradable para acabar una comida.

Espero que os guste.


Ingredientes (para 4 personas):
    
2 plátanos maduros, 2 naranjas, 100 gramos de mantequilla, ½ vasito de Calisay (licor de naranja), una cucharada de azúcar y una ramita de menta fresca.

Preparación:

Pelamos los plátanos y los cortamos en rodajas de unos 2 cm.

Pelamos las naranjas y las cortamos en rodajas de 1 cm. de grosor.

Elaboración:
                                       
En una sartén amplia calentamos la mantequilla y cuando esté derretida añadimos los trozos de plátano, sofreímos un par de minutos y sacamos de la sartén.

Añadimos inmediatamente las rodajas de naranja a la sartén y sofreímos durante 1 minuto por cada lado. Añadimos la media copita de Calisay y damos un hervor. Sacamos las rodajas de naranja, espolvoreamos la cucharada de azúcar sobre ellas y las reservamos.

Colocamos los trozos de plátano que previamente habíamos frito sobre una lámina de film o de papel vegetal, separados unos de otros, y las cubrimos con el mismo. Presionamos sobre cada trozo hasta conseguir una especie de torta.

Volvemos a echar estos trozos de plátano a la sartén y freímos hasta que estén doraditos.  
Apagamos el fuego y sacamos de la sartén.

Presentación:

En cada plato colocamos primero los trocitos de plátano y sobre ellos ponemos unas rodajas de naranja. Rociamos con un poquito del jugo que nos ha quedado en la sartén de mantequilla y licor y adornamos con unas hojitas de menta.

Listo.

Importante: Tanto el texto como las imágenes publicadas en este blog están protegidas bajo una licencia

domingo, 12 de marzo de 2017

TAGLIATELLE CON COLES DE BRUSELAS Y JAMÓN/Tagliatelle with Brussels sprouts and ham

La verdad es que cuando comencé a preparar esta receta no tenía mucha fe en el resultado final de la misma, no veía que con los ingredientes que la integraran podría conseguir un sabor contundente en esta pasta, que me iba a salir deslavazada. Quizás estaba influenciado porque las coles de Bruselas no sean unas hortalizas a las que le tenga demasiado aprecio, quizás porque hasta ahora desconocía el efecto mágico que puede realizar una “veloute” en un plato.

Ha resultado todo lo contrario, puedo decir que es una de las recetas de pasta más rica y más compensada que he preparado, y con la que he tenido ocasión de aprender alguna cosa.

Espero que os guste.


Ingredientes (para 4 personas): 
   
1 kg. de coles de Bruselas, 150 gr. de jamón serrano en taquitos, 200 gr. de pasta (tagliatelle), 80 gr. queso rallado (parmesano, pecorino o manchego curado), 1 cucharada de mantequilla, 3 cucharada de harina, aceite de oliva y sal.

Preparación:

Lavamos y quitamos la primera capa de las coles.

Elaboración:
                                       
En una cazuela con tres litros de agua y un poco de sal cocemos las coles de Bruselas. Echamos las coles cuando el agua comience a hervir y cocemos durante unos 15 minutos. Cumplido el tiempo sacamos las coles, escurrimos bien y las refrescamos. Las partimos por la mitad. A continuación, en la misma agua en la que hemos cocido las coles cocinamos la pasta durante el tiempo que marque el fabricante, 8 a 10 minutos aproximadamente. Cocida la pasta la sacamos de la cazuela, escurrimos y refrescamos. No tiramos el agua de la cocción.

A continuación preparamos la veloute. En una sartén derretimos una cucharada de mantequilla y rehogamos en ella a fuego no muy fuerte las tres cucharadas de harina durante un par de minutos sin dejar de remover. Comenzamos a añadir poco a poco un vaso del caldo de la cocción de las coles y la pasta, removiendo constantemente hasta conseguir una crema suave.

En otra sartén con un poquito de aceite rehogamos los taquitos de jamón. A continuación añadimos las coles partidas y después la pasta. Salteamos todo durante unos minutos.
Colocamos esta mezcla en un recipiente para hornear, la echamos por encima la veloute y espolvoreamos el queso rallado.

Metemos en el horno y gratinamos de 5 a 10 minutos.

Presentación:

Sacamos el recipiente del horno y servimos las raciones en los platos.

Listo.

Importante: Tanto el texto como las imágenes publicadas en este blog están protegidas bajo una licencia