Translate

domingo, 13 de noviembre de 2016

TORTILLA DE PATATAS

No hace mucho que he leído algunos comentarios sobre el punto ideal de una tortilla de patatas, que si tostaditas por fuera y con el huevo a medio cuajar por dentro, que si con cebolla, que si las patatas cocidas de una forma u otra, de mayor o menor grosor, que si la mejor tortilla de patatas de España……. bueno, nos gusta discutir.

Creo que el punto ideal, la mejor tortilla de patatas de España, es la que le agrada a cada uno. Hay a quienes les gusta cuajada y detestan el que el huevo esté semicrudo, a unos les gusta con cebolla y otros las prefieren solo con patatas, todos tenemos nuestros trucos para conseguir ese punto ideal y todos lo consideramos el mejor. La verdad es que siempre que la tortilla esté bien elaborada todas estas discusiones sobran.

También en el origen de la tortilla de patatas existen estas discusiones: unos dicen que según la leyenda fue el general Zumalacárregui quien, para alimentar a sus tropas en la guerra carlista, buscó un alimento nutritivo, fácil y económico y lo encontró un día que comió en una casa humilde donde solo tenían para ofrecerle unas patatas y unos huevos. Otros, quizás más verosímil, dicen que fue en Villanueva de la Serena donde nació esta tortilla como resultado de la preocupación de las autoridades de la zona por encontrar un alimento sencillo y muy económico para paliar la hambruna que existía en aquella época. Seguro que habrá más sitios donde consideren suya la tortilla de patatas.

Lo que sí que es cierto es que el único punto en el que todo el mundo se pone de acuerdo es que es muy económica, que es muy sencilla de hacer y sobre todo en que está riquísima.

Os presento aquí mi versión de la tortilla de patatas basada en solo tres ingredientes principales: huevos, patatas y …….muchísima paciencia para elaborarla, esto último fundamental ya que no podemos hacer una tortilla de este tipo con prisas. Las patatas tienen que quedar muy tiernas, cocidas más que fritas, casi deshechas, “pizcadas” decimos en casa, sin trozos grandes, y el huevo tiene que llegar a cuajarse por dentro pero no demasiado. Así es como nos gusta en casa.


Espero que os guste.


Ingredientes: 
      
4 patatas grandes, 7 huevos, aceite de oliva y sal. La cantidad de huevos y patatas va a variar en función del tamaño del que queramos hacer la tortilla. Con estas cantidades hemos elaborado la que muestro en la foto.

Preparación: 

Pelamos las patatas, las lavamos y las troceamos en láminas finas, como para patatas panaderas pero algo más finas. Sazonamos.

En un bol echamos la clara y las yemas de los huevos, sazonamos y batimos como para tortilla.

Elaboración:

En una sartén lo bastante amplia echamos abundante aceite y calentamos. Cuando esté caliente incorporamos las patatas y comenzamos a freír a fuego lento. Vamos removiendo de vez en cuando para que se frían homogéneamente y evitar que se doren.

Cuando comiencen a blandear las patatas empezamos a partirlas (pizcarlas) con la rasera poco a poco para deshacerlas en trocitos pequeños. Cuando consideremos que las patatas están bien hechas, muy tiernas (las podemos probar para comprobar), las apartamos del fuego y en un escurridor nos deshacemos bien del aceite.

Cuando estén bien escurridas las incorporamos al bol donde tenemos el huevo batido y lo mezclamos todo bien y dejamos reposar un ratito.

Volvemos a poner la sartén donde estábamos friendo las patatas al fuego, sin aceite pero un poquito engrasada, y vertemos la mezcla del huevo y las patatas y comenzamos a cuajar a fuego muy lento. Cuando consideremos que está cuajado el huevo de la parte inferior, con un plato de un diámetro superior al de la sartén damos la vuelta a la tortilla y volvemos a echar a la sartén por la parte no cuajada. Seguimos cocinando a fuego lento y con la rasera vamos igualando la superficie superior. Cuando consideremos que esté cuajada la parte inferior volvemos a dar la vuelta y seguimos cocinando. Esto lo realizamos un par de veces. Con un cuchillo o un tenedor pinchamos la tortilla para comprobar que está cuajada por dentro. Las últimas vueltas las hacemos con un fuego un poco más fuerte para que la superficie se dore un poquito.

Sacamos del fuego en el plato y dejamos reposar un rato.

Presentación:

Según para que la utilicemos, en raciones de cuartos u octavos para un entrante o la podemos trocear en cuadraditos para presentarla como pincho.

Listo.

Importante: Tanto el texto como las imágenes publicadas en este blog están protegidas bajo una licencia

2 comentarios:

  1. Ole tu TORTILLA y la explicación tan bien detallada para que nos salga como la tuya; es decir PERFECTA!!!
    MIL GRACIAS AMIGO,SALUDOS :)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias a ti. Procuro ser lo mas claro en la explicación de las recetas, no siempre lo logro pero si que lo intento. Espero que te pueda ser útil. Pero en esta receta lo mas importante es la paciencia y el cuidado en su elaboración. En casa hemos llegado a contar una hora de reloj en hacer una tortilla "como Dios manda".

      Eliminar