domingo, 28 de octubre de 2012

TARTA DE CHOCOLATE


En mi casa, cuando había una celebración especial en la familia, santos, cumpleaños, o algún acontecimiento que afectara positivamente a cualquier miembro de la familia, mi madre preparaba como postre la tarta de chocolate. Todos esperábamos que no faltara porque era algo que disfrutábamos enormemente.

En esta receta se cumple la regla de que lo que hace tu madre es lo mejor del mundo. En este caso, sin desmerecer a nadie, he de afirmar que es cierto. He probado muchas tartas y la mayoría están riquísimas, pero esta (la de la abuela Carmen) supera a todas. Son pequeños detalles lo que la diferencia de las demás. Ninguna otra consigue el cuerpo que la abuela da a esta tarta, compacta, cremosa, que solo se funde en la boca.

Quizás sea la cuidadosa selección de los ingredientes, tiene que ser mantequilla de calidad, el chocolate puro, las galletas no sirven cualquiera, sino aquellas que cumplan ciertos requisitos, el azúcar glas.

Quizás sea por la cuidadosa elaboración de la misma, todo se tiene que hacer con las manos, sin utilizar batidoras ni nada por el estilo, el chocolate se debe de enfriar, las yemas se incorporan una a otra, etc., etc.

Quizás sea por el cariño que le pone, porque como he dicho anteriormente esta tarta solo se realiza para celebrar algún acontecimiento importante de la familia.

En esta ocasión, conociendo la abuela Carmen lo importante que es para mí este blog, y sabiendo que en esta semana se cumple el primer aniversario del nacimiento del mismo, se ha ofrecido para ayudarme a preparar esta tarta, la cual ofrezco a todos los visitantes de este blog.



Ingredientes:

1 Litro de leche entera, 1 tableta de chocolate puro (300 gr.), 3 huevos, 150 gr. de azúcar glas, azúcar normal (1 cucharada), 250 gr de mantequilla, 800 gr. de galletas clásicas de desayuno.



Preparación:


Fundir el chocolate:
-       En un cazo ponemos a calentar (la medida de una taza mediana de café) de agua con el chocolate partido en porciones reservando 2 onzas de este para después. Se va moviendo para que el chocolate se deshaga y no paramos de remover hasta que este deshecho totalmente para que no nos salgan grumos. Se aparta del fuego y se deja enfriar, (podemos también  meterlo en el frigorífico) hasta que lo vayamos a utilizar.



Batir las claras:
-       Separamos yemas de las claras y ponemos estas últimas en un bol grande, se reservan las yemas. Se baten las claras a punto de nieve y al final se espolvorea poco a poco una cucharada de azúcar para terminar y que coja mas cuerpo.
 

                      Estará lista cuando se pega a la espumadera (ver foto).

        
         El batido:

-       En un bol se pone la mantequilla y con las manos se va amasando y fundiendo creando una masa compacta, sin tropezones, llegado ese momento se añaden las yemas una por una y seguimos amasando, a continuación se añaden las claras batidas y se mezcla bien, se echa a cucharadas y poco a poco el azúcar glas (reservando un poco para decorar) sin dejar de mezclar.
     Por último se añade el chocolate fundido que anteriormente teníamos preparado, el cual debe estar frío, también poco a poco y con una cuchara mezclamos todo bien.




      Metemos esta mezcla en el congelador o frigo mientras preparamos las galletas.


Elaboración:


Calentamos casi un litro de leche hasta que esté tibia y llenamos tantas veces como necesitemos un plato en el que iremos mojando las galletas.

Se van mojando las galletas una a una (vuelta y vuelta) lo suficiente para que queden empapadas y no se deshagan, la temperatura de la leche es clave porque si está muy caliente no lo conseguiremos hacer bien.




Vamos formando la primera capa de galletas sobre una bandeja y luego echamos el batido por encima con una cuchara, repartiéndolo con la hoja de un cuchillo. Así hasta cuatro capas de galletas.

Ponemos la última capa de batido procurando cubrir las galletas mejor que en las capas anteriores.

Limpiamos con papel de cocina humedecido los bordes de la bandeja que seguramente habremos ensuciado.




Para terminar rayamos las dos onzas de chocolate que habíamos reservado sobre la tarta intentando cubrir al máximo la superficie para disimular la superficie del batido.




Y como decoración cada uno puede hacer lo que se le ocurra, pero la abuela Carmen siempre lo ha hecho así: hacer cortes a un papel doblado que al desplegarlo formaba  un dibujo geométrico, este lo usaba como plantilla que colocaba encima de la tarta y sobre el que espolvoreaba azúcar glas con ayuda de un colador.



Esta es la auténtica tarta de la abuela.

Es conveniente preparar la tarta en el dia anterior, conservar en el frigorifico y consumir al dia siguiente para conseguir que la tarta quede mas compacta.




Imprimir receta

    Importante: Tanto el texto como las imagenes publicadas en este blog estan protegidas bajo una licencia.

16 comentarios:

  1. Muy rica, y muy ocurrente la decoración

    ResponderEliminar
  2. Cierto que como las recetas de abuelas ni madres nada hay que hacer, son insuperables, por los ingredientes, por la buena mano, pero sobre todo creo yo, por el cariño con que se hacen, para agasajar a los seres queridos y eso es sinónimo de éxito.
    Un abRAZO

    ResponderEliminar
  3. Es que todas las cármenes cocinamos muy bien, bueno, en serio, me ha gustado mucho la mezcla del chocolate con mantequilla, huevos y azúcar, porque yo he hecho esta tarta muchas veces pero solo con chocolate. Y el truco del papel, como blonda, para decorar, tambien me ha encantado.
    besos,

    ResponderEliminar
  4. Muy buena, en casa gustan mucho las tartas de galletas y esta debe star muy buena.
    Felicidades por ese primer año del blog

    ResponderEliminar
  5. Yo hago el chocolate en frio, utilizando chocolate en polvo Valor y margarina (por lo del colesterol), mezclando a mano todos los ingredientes hasta conseguir una crema mmmmmm deliciosa; mi madre siempre la ha hecho así. Enhorabuena por el primer cumpleaños del blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. cielo la margarina es veneno puro para el colesterol , contiene aceite de palma una bomba de relojeria , se pega ese aceite en tus arterias es mejor la mantequilla ,mas saludable, un saludin

      Eliminar
    2. No tengo nada en contra de la margarina, sus razones tendrán para comercializarla, pero si te puedo decir que esta tarta no es lo mismo sin mantequilla (de la buena. En esta tarta incide mucho la calidad de los ingredientes, el chocolate, la mantequilla, las galletas..., siempre procuro elegirlos concienzudamente.

      Eliminar
  6. Se ve extraordinaria.te felicito por tu aporte.

    ResponderEliminar
  7. Me encanta la cocina de las abuelas, madres y titas. Debe de estar deliciosa.
    :)

    ResponderEliminar
  8. Mmmmmmm!!
    Impresionante! Qué pinta!
    Y el detalle de sus manos ayudándote en las fotos me ha encantado!
    Saludos,
    Mercedes

    ResponderEliminar
  9. Deliciosa tarta!!Me recuerda a las fiestas de cumpleaños de mis amigas,la mayoría de veces elaboraban sus madres o abuelas esta deliciosa tarta.
    Felicidades!!

    ResponderEliminar
  10. Me encanta esta versión, es diferente a las mias.
    Me la llevo para probarla.

    ResponderEliminar
  11. Qué buena tiene que estar esta tarta! No la he hecho nunca así, sin dudarlo la apunto :)
    Tienes un blog precioso y muy muy cuidado, con fotos que muestran a la perfección lo ricas que están todas las recetas que haces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una receta exclusiva de mi madre. No soy imparcial, para mí es la mejor.

      Eliminar
  12. Mil gracias esta receta fue realmente UNA CLASE MAGISTRAL. Felicitaciones a vos y a tu querida abuela. Un fuerte abrazo y muchas bendiciones.

    ResponderEliminar