Translate

domingo, 19 de mayo de 2013

GUISADO DE POLLO CON ALBONDIGAS


              Voy a presentaros este domingo un guiso muy popular en mi tierra. Como todos los demás que os he presentado como tradicionales de mi comarca, está totalmente interconectado con la huerta, con sus costumbres. Su ingrediente principal, el pollo,  se solía criar en las casas dela huerta de una forma natural, en plena libertad, consiguiendo una carne sabrosa que daba a los platos un sabor especial. Otro componente de este plato son las albóndigas, estas las conoce todo el mundo, pero aquí existe una tradición un tanto particular con respecto a ellas. En esta receta son pequeñas, porque así se requiere, pero en los cocidos se hacen unas albóndigas más grandes y con una combinación de ingredientes un tanto distintas que se denominan “pelotas” o “rellenos”.
               Es famoso el cocido de “Pava Borracha” del Restaurante el Cruce en el que se utilizan estas “pelotas”, y cuya degustación que alcanza cotas sublimes.
               Pero en muchísimas casas particulares se hace un “cocido con pelotas” extraordinario como comida principal de los domingos.
               En otro momento publicaré la receta de este cocido, pero hoy vamos a centrarnos en este guisado de pollo, un poco más humilde en su pretensión pero también con un sabor estupendo.

             Espero que os guste.



 

-Ingredientes (para 4 personas):


Para el guiso:   

          1 pollo campero de unos 2 Kg., 8 patatas, 1 hoja de apio, 3 tomates, 1 cebolla tierna, 100 gr. de guisantes, 50 gr. de almendras fritas, 1 cabeza de ajo, 1 rebanada de pan frito, aceite, sal, perejil, albahaca y azafrán (colorante).

Para las albóndigas:

           400 gr. de carne picada de pollo y cerdo (incluyendo un poquito de tocino),1 huevo, 1 pan de ½ kilo del día anterior, 1 puñado de piñones, 1 pizca de pimienta molida, 1 pizca de nuez moscada, 1 pizca de pimentón dulce, azafrán de hebra, perejil y sal.


-Preparación:        


          Las albóndigas

          En un bol ponemos la carne picada, sazonamos, los piñones, el perejil picado, el huevo, y la molla del pan bien rallada (incorporamos también un poco de corteza previamente remojada y bien escurrida), una pizca de pimienta, otra de nuez moscada, el pimentón dulce y unas hebras de azafrán.

          Mezclamos todo bien, hasta formar una masa compacta y vamos haciendo las albóndigas del tamaño de una nuez.

          (Para probar que no se deshacen, antes de seguir, ponemos una albóndiga en un cazo con agua y dejamos hervir durante unos minutos. Comprobamos también con esto su sabor y su textura (deben estar esponjosas). Se rectifican de sal si fuese necesario y si están duras podemos añadir a la masa un poquito más de pan.)

           Reservamos. (Podemos hacer las albóndigas el día anterior)

         El guisado:

          Limpiamos y troceamos el pollo. Salpimentamos.

          Rallamos los tomates. Echamos una pizca de sal y otra de albahaca.

          Picamos muy fina la cebolla. Se echa un poquito de sal.

          Pelamos y troceamos las patatas

          Troceamos el apio.

          En la plancha (o en el horno) ponemos a asar una cabeza de ajos entera, sin pelar. Cuando esté asada le quitamos la cascara y dejamos los dientes de ajo limpios.

           En un mortero echamos las almendras fritas, un trocito de pan frito (pude valer una tostada), el perejil picado, los dientes de ajo asados y un poquito de sal y lo machacamos todo bien. Reservamos este majado.


-Elaboración:         


                En la misma olla (olla tradicional, no a presión) donde vamos a hacer el guiso, echamos aceite (medio vaso), incorporamos el pollo troceado y lo sofreímos hasta que esté bien dorado. Apartamos los trozos.

                En el mismo aceite donde hemos dorado el pollo, sofreímos la cebolla y el tomate.

                Cuando esté bien sofrito, volvemos a incorporar los trozos de pollo removemos bien y cubrimos de agua. En este punto incorporamos los guisantes y los trozos de apio  y el colorante. Dejamos hervir durante al menos 45 minutos.

                A media cocción incorporamos las albóndigas.

                En este momento incorporamos el majado que habíamos hecho con los ajos y las almendras.

                Durante la cocción debemos ir comprobando su sabor y rectificar de sal si fuese necesario.

                Pasados los 45 minutos incorporamos las patatas y dejamos cocer durante 20 minutos más. (Las patatas deben quedar en su punto)

                Apagamos y servimos en los platos.            

                Que os aproveche.

Impimir receta
 


Importante: Tanto el texto como las imágenes publicadas en este blog están protegidas bajo una licencia 



5 comentarios:

  1. Hola, llegué hasta aquí de casualidad, y me quedo.
    Me alegro que los domingos cocines tú y que lo hagas con platos tan ricos como los que tienes en tu blog.
    Nos seguimos leyendo.
    Besotes, mi niño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario. Estaremos en contacto

      Eliminar
  2. Simples pero buenissimo, me encantan platos así como esto!
    bs

    Mariana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, espero que te puedan servir en alguna ocasión. Soy un aficionado y no puedo permitirme muchas filigranas, pero si están buenísimos todos.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Un plato delicioso de nuestra tierra. Gracias por compartir la Vega con todos.
    Un saludo

    ResponderEliminar