Translate

domingo, 4 de mayo de 2014

CUCURRONES

Cualquiera que no haya estado en la Vega Baja del Segura seguro que no conoce esta receta. Si miráis en internet las pocas recetas que encontrareis son de gente de esta zona, Orihuela, Callosa de Segura, Almoradi, Dolores, la huerta en definitiva.

Los Cucurrones, junto con el Arroz Clarico de Vigilia y el Trigo Picao, forman la trilogía de guisos por excelencia de la huerta. Básicamente todos están elaborados con los mismos ingredientes: verduras cosechadas en la huerta de esta comarca, alguna pequeña variación, garbanzos en vez de habichuelas y lentejas, nabo en vez de chirivía, incorporación en uno de calabaza, en otro se utiliza la hierbabuena, pero lo mismo. También  la elaboración es idéntica no hay grandes diferencias en las tres recetas. Solo el uso de los cereales, los cucurrones, el arroz y el trigo hacen cambiar el nombre a las recetas. Sin embargo, esos pequeños matices en la elaboración de cada uno de ellos hacen que se consigan sabores completamente diferentes, extraordinarios los tres.

¿Qué son los cucurrones? algo muy sencillo: harina, agua y sal. Yo pienso que es algo que está emparentado (de forma más sencilla, no tan evolucionada) con la pasta italiana; los cucurrones se hacían, se hacen, de forma manual en casa, se preparan concienzudamente unos días antes de hacer el guiso, sin prisas, sin importar el tiempo; mi madre cuenta como los hacían su madre y su abuela, por las tardes, después de haber terminado las tareas de la casa se reunían varias vecinas y pasaban la tarde hablando de las cosas que ocurrían, contándose las noticias del pueblo (a veces criticando a diestro y siniestro) y cada una de ellas haciendo sus labores, cosiendo la ropa, planchando, haciendo ganchillo, haciendo los cucurrones o cualquier otra cosa necesaria para la casa.

Hoy en día estos momentos se han perdido. No nos podemos permitir perder (yo diría que ganar) el tiempo en una relación sosegada con los demás, hemos perdido la noción de lo que es aprovechar el tiempo, y eso no es bueno.

Espero que os guste la receta.


























Ingredientes (para 4 personas):

200 gramos de cucurrones (4 cucharadas de harina, agua y sal. Aunque podemos comprarlos ya hechos) , 2 hojas de acelgas (bleas), 150 gramos de judías, 100 gramos de cardos, 2 patatas, 1 nabo, 150 gramos de garbanzos, 1 tomate, 1 cucharada de pimentón dulce, 2 cucharaditas de hierbabuena, 2 cucharadas de aceite de oliva, agua, sal y colorante alimentario.

Preparación:

El día anterior hacemos los cucurrones (si no los hemos comprados hechos) mezclando en un bol 4 cucharadas de harina, medio vaso de agua y una pizca de sal. Hacemos una masa.


Con los dedos enharinados vamos cogiendo pellizcos de la masa y vamos formando unos granos del tamaño de uno de arroz que vamos dejando extendidos sobre un papel o un paño para que se sequen y no se peguen entre si.


Se dejan secar toda la noche.

La noche anterior se ponen a remojo los garbanzos.

A la hora de elaborar el guiso:

Se lavan bien las verduras y se trocean.

Se pelan las patatas  y el nabo. Las patatas se trocean en cuartos.

Se ralla el tomate.

Elaboración:

Antes de comenzar a cocinar se ponen al fuego los garbanzos cubiertos de agua. Cuando comience a hervir el agua se apartan del fuego y se quita el agua. Se pretende con esta operación evitar los gases que producen la digestión de estas legumbres.

En una sartén pequeña se echan las dos cucharadas de aceite y se sofríe el tomate. Cuando ya esté sofrito se aparta del fuego y se añade la cucharada de pimentón dulce removiéndolo bien con el tomate.

Esta receta se ha realizado en una olla a presión.

En la olla se echan todos los ingredientes, incluido el sofrito de tomate con pimentón, y apartando los cucurrones que se incorporaran mas adelante, se acompaña con agua (entre 1 ½ y 2 litros), se sazona y se echa un poco de colorante.

Se pone al fuego y cocinar durante 25 minutos. Pasado este tiempo se aparta y cuando salga toda la presión se abre.

Mientras en medio vaso de agua ponemos una cucharada de harina y removemos bien para que se disuelva.

Ya abierta, se vuelve a poner al fuego y se incorporan los cucurrones, y el medio vaso de agua con harina  (el motivo de esto es que necesitamos que el guiso quede bien espeso), se añade también las dos cucharaditas de hierbabuena, se prueba de sal y se deja hervir durante otros 10 minutos removiendo bien periódicamente para evitar que los cucurrones se peguen.

Pasado este tiempo se apaga el fuego y se deja reposar.

El nabo se echa para dar sabor, por lo que normalmente se desecha al finalizar.

Se pasa a los platos y se deja que el guiso se enfríe otro poco. Para mi es mejor que se sirva un poco frío, ya que así se puede saborear mejor.

Listo.

Comentario:

Otro plato 100% típico de nuestra comarca, la Vega Baja del Segura, veis que solo se emplean verduras, legumbres y productos de la huerta.

Como habréis podido comprobar la elaboración en sí misma es muy sencilla y necesita de poco tiempo. Lo realmente “complicado” es hacer los cucurrones. Ya he dicho que se pueden comprar hechos, pero os invito a que los elaboréis vosotros mismos; es una forma muy sana de quitarnos esas prisas que nos hemos creado y aprendamos a perder (ganar) el tiempo poniendo en orden nuestros pensamientos, o, como hacían nuestras abuelas, compartir un rato tranquilamente con los demás.

Os va a gustar. 

Importante: Tanto el texto como las imágenes publicadas en este blog están protegidas bajo una licencia

9 comentarios:

  1. Tiene un poco de trabajo pero como todo lo bueno jajaja, enhorabuena, sigue así, un beso.
    LAS DELICIAS DE MAYTE

    ResponderEliminar
  2. Donde venden los cucorrones?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los he comprado en una tienda tradicional. Si eres de mi comarca creo que los podrás encontrar fácilmente. También se que hay gente en la huerta que los hace de forma artesana. Fuera de la comarca no se si es tan fácil. En cualquier caso siempre los puedes hacer. Hay que aprender a perder un poco el tiempo

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Gracias José Ramón Gil, los cucurrones son mi perdición , me encantan a mi y a mis hijos ,

    ResponderEliminar
  5. Me chiflan, en almeria son gurullos... están ricos también, pero no como los de mi madre

    ResponderEliminar
  6. No pretendo competir con tu madre, estoy seguro que estarán riquísimos. En cada lugar tenemos nuestras costumbres y nuestros productos. Estos están también muy ricos. Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar