Translate

domingo, 17 de mayo de 2015

LOMO CON OREJONES

Una carne habitual en cualquier carnicería, económica; una guarnición con productos habituales en cualquier verdulería, económicos; un resultado final estupendo, apetitoso, que seguro va a gustar a mayores y pequeños.

Todos conocemos el sabor de la carne de lomo de cerdo y seguro que a la gran mayoría nos encanta, las patatas y las alcachofas fritas son también una guarnición popular que nos agrada a todos; y la salsa, lograda con los jugos de la cocción del lomo, ayuda al conjunto del plato con un sabor suave y compensado.

Lo dicho, seguro que gusta a todos.


Ingredientes (para 4 raciones):

1 kilo de cinta de lomo, 100 gramos de orejones de albaricoque, aceite de oliva, 1 cebolla, 1 vaso de caldo de carne, 3 patatas medianas, 2 alcachofas, 2 tomates deshidratados, sal, pimienta y unas gotas de Pedro Ximenez.

Preparación:
                                                          
Ponemos a remojo los orejones en agua tibia una hora antes de su utilización.

Ponemos los tomates deshidratados en un recipiente cubierto de aceite.

Pelamos las patatas y las cortamos en cuadraditos. Sazonamos.

Cortamos la cebolla en trozos grandes. Sazonamos.

Pelamos y cortamos en láminas finas las alcachofas. Las mantenemos sumergidas en agua y limón hasta su utilización.

Abrimos el lomo por la mitad a lo largo, como si fuera un libro, salpimentamos su interior y lo rellenamos con los orejones una vez escurridos. Cerramos y atamos para conservar la forma y evitar que se salga el relleno.

Elaboración:

En una cazuela con 6 cucharadas de aceite doramos el trozo de lomo y los trozos de cebolla. Cuando estén dorados regamos con el caldo de carne y cocemos a fuego medio durante una hora (o hasta que el lomo esté tierno). Durante la cocción vamos dando vuelta a la carne para que se vaya cociendo homogéneamente.

Cuando esté lista la carne, la apartamos y trituramos bien el jugo resultante con la trituradora, pasamos por el chino, comprobamos el punto de sazón y perfumamos con unas gotas de Pedro Ximenez.

Quitamos el hilo con el que se ha atado la carne.

En una sartén con abundante aceite freímos las patatas a fuego fuerte, apartamos y escurrimos bien.

En la misma sartén y a fuego medio freímos las láminas de alcachofa una vez escurridas y sazonadas. No se deben quemar. Apartamos y escurrimos.

Por último, a fuego muy flojo, y con cuidado de que no se quemen, confitamos los tomates. Sacamos, escurrimos y troceamos en pedacitos pequeños.

Presentación:

Partimos la carne en lonchas finas y la distribuimos en los platos agregando la guarnición de patatas, alcachofas y tomates y napamos la carne con la salsa que hemos preparado.
Listo.

Importante: Tanto el texto como las imágenes publicadas en este blog están protegidas bajo una licencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario