Translate

domingo, 6 de septiembre de 2015

SOLOMILLO DE BUEY CON QUESO DE CABRALES Y PATATAS AL ROMERO

Desde luego que utilizar productos de calidad implica siempre simplificar la elaboración de una receta. En este caso el solomillo de buey, hace que un simple y rápido asado consiga un plato de un sabor inigualable.

Podría bastar con solo eso, pero en esta ocasión hemos añadido una salsa de queso de cabrales, estupendo queso también, y unas sencillas patatas aromatizadas con romero.

El resultado es una combinación de sabores que disfrutamos plenamente bocado a bocado tras una elaboración fácil y rápida.

Un plato para ocasiones especiales.


Espero que os guste.



Ingredientes (para 4 raciones):

800 gramos de solomillo de buey, una pizca de sal en escamas.

Para la salsa de queso: 100 gramos de queso de cabrales (puede servir cualquier variedad de queso azul), 25 gramos de mantequilla, 100 ml. de nata líquida, 3 cucharadas de nueces picadas, 1 cucharada de brandy, 1 cucharadita de azúcar, pimienta, sal.

Para las patatas al romero: 6 patatas medianas, 3 dientes de ajo, 3 cucharadas de aceite de oliva, 2 cucharadas de vino blanco, 1 ramita de romero picado, pimienta y sal.

Preparación:
                                                           
Pelamos las patatas y las cortamos en gajos medianos (como los gajos de una naranja)
Cortamos el solomillo en ocho filetes de unos 2 dedos de grosor cada uno.

Elaboración:

Las patatas:

Precalentamos el horno a 190º.

Disponemos las patatas cortadas en una fuente del horno junto con los 3 dientes de ajos enteros. Salpimentamos y espolvoreamos con el romero picado.

Aliñamos con 2 cucharadas de vino blanco y un chorrito de aceite.

Horneamos durante 35 minutos.

La salsa de queso:

Fundimos el queso junto con la mantequilla en una cazuela a fuego suave sin dejar de remover.

Cuando esté fundido añadimos el brandy, la nata líquida y las nueces condimentamos con una pizca de pimienta y la cucharadita de azúcar y removemos durante un minuto más.

Apartamos la cazuela del fuego y pasamos la salsa por un pasapurés y dejamos entibiar.

La carne:

En una plancha caliente, previamente untada con un poquito de aceite asamos los filetes de solomillo durante 2 minutos por cada lado.

Apartamos y espolvoreamos sobre ellos un poquito de sal en escamas.

Presentación:

Disponer los filetes en los platos, agregar unas cucharadas de la salsa de queso y acompañar con las patatas asadas al romero.

El resto de la salsa servirla en una salsera aparte.

Listo. El tiempo total de elaboración no sobrepasa los 40 minutos.

Importante: Tanto el texto como las imágenes publicadas en este blog están protegidas bajo una licencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario