Translate

domingo, 29 de enero de 2017

OLIVAS DEL CUQUILLO ALIÑADAS/Cuquillo olives seasoned

El cuquillo es una variedad de oliva negra, más pequeña que otras variedades y que se cultiva principalmente en las provincias de Murcia, Alicante, Almería y Granada, conocida también como Lechín de Granada y Oliva de Onil. Tiene un sabor extraordinario utilizándose en estas zonas para tomar una tapa o bien para incorporarlas a una ensalada, aunque también tiene su utilización en diversas recetas de carne y pescado y también para la elaboración de un aceite con un gran sabor y mucho aroma.

No tengo mucha experiencia con las olivas, sí que las utilizo mucho en ensaladas, pero nunca hasta ahora había preparado unas aceitunas.

Hace unos días mi amigo Gaspar, que se dedica al comercio de todo tipo de aceitunas me dio a probar unas olivas del cuquillo que había aliñado, me dijo que al estilo de Elche. Me encantaron encontré un sabor muy agradable ya que el aliño acrecentaba las características de esta oliva. Le pedí la receta del aliño y vi que era extraordinariamente fácil, así que me propuse prepararlas y ahora os la transmito a todos vosotros.

Como he dicho la he probado como una tapa y ha resultado estupenda pero como más me ha gustado ha sido utilizándolas en ensalada ya que aporta un sabor a la misma que resalta las características de la misma.

Espero que os guste.


Ingredientes: 
     
Podemos utilizar la cantidad que consideremos en cada caso. Una vez preparadas nos puede durar bastante tiempo bien conservadas.

Yo utilicé la siguiente proporción:
500 gramos de oliva del cuquillo ya curada, 1 cebolleta grande, 2 cucharadas de orégano, 1 cucharadita de estragón, 2 hojas de laurel, 2 cucharadas de pimentón dulce, 4 cucharadas de aceite de oliva.

Preparación:

La oliva estaba entera por lo que lo que tenemos que hacer es partirla. Lo hacemos sobre una tabla y la partimos con un golpe seco con una maza de madera, aunque si no tenéis maza podéis hacerlo con un vaso golpeando la oliva con la parte inferior del vaso. Tenemos que cuidar de que la oliva quede bien abierta, pues así tomará mejor los sabores del aliño.

Picamos la cebolleta.

Elaboración:
                                        
En un bol ponemos las olivas partidas, la cebolleta, el orégano, el estragón, el pimentón dulce, las hojas de laurel troceadas y el aceite de oliva.

Con un cucharón mezclamos todos los ingredientes bien hasta que consideremos que está todo bien integrado.

Envasamos en un recipiente de cristal o de plástico y tapamos herméticamente y podemos guardar en un sitio fresco.

Se pueden consumir desde el primer momento, ya que los sabores se adquieren inmediatamente, pero conforme va pasando el tiempo los aromas se van incrementando resultando más sabrosas.

Presentación: 
                                         
Como he dicho, podemos presentarlas como tapas o entrantes conlocándolas en recipientes pequeñitos para picotear mientras tomamos una cerveza o un vino o bien utilizarlas en cualquier tipo de ensalada (con la ensalada murciana quedan de 10).

Listo.

Importante: Tanto el texto como las imágenes publicadas en este blog están protegidas bajo una licencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario