domingo, 19 de marzo de 2017

PLÁTANO Y NARANJA FRITOS/Fried banana and orange

Un postre con frutas pero tratadas de una forma distinta. Es cierto que muchas veces, es normal, hemos visto recetas en la que los plátanos fritos cobran una relevancia importante; pero freír naranjas no parece que sea algo tan habitual, por lo menos para mí.

Sin embargo parece que esta receta es un postre que se suele preparar en el País Vasco, que aparece en alguna recopilación de la cocina vasca y que conocen como “Plátano y naranja a la vizcaína”.

La he realizado y me he encontrado con un postre delicioso en el que encontramos una combinación de sabores dulces y ácidos muy agradable para acabar una comida.

Espero que os guste.


Ingredientes (para 4 personas):
    
2 plátanos maduros, 2 naranjas, 100 gramos de mantequilla, ½ vasito de Calisay (licor de naranja), una cucharada de azúcar y una ramita de menta fresca.

Preparación:

Pelamos los plátanos y los cortamos en rodajas de unos 2 cm.

Pelamos las naranjas y las cortamos en rodajas de 1 cm. de grosor.

Elaboración:
                                       
En una sartén amplia calentamos la mantequilla y cuando esté derretida añadimos los trozos de plátano, sofreímos un par de minutos y sacamos de la sartén.

Añadimos inmediatamente las rodajas de naranja a la sartén y sofreímos durante 1 minuto por cada lado. Añadimos la media copita de Calisay y damos un hervor. Sacamos las rodajas de naranja, espolvoreamos la cucharada de azúcar sobre ellas y las reservamos.

Colocamos los trozos de plátano que previamente habíamos frito sobre una lámina de film o de papel vegetal, separados unos de otros, y las cubrimos con el mismo. Presionamos sobre cada trozo hasta conseguir una especie de torta.

Volvemos a echar estos trozos de plátano a la sartén y freímos hasta que estén doraditos.  
Apagamos el fuego y sacamos de la sartén.

Presentación:

En cada plato colocamos primero los trocitos de plátano y sobre ellos ponemos unas rodajas de naranja. Rociamos con un poquito del jugo que nos ha quedado en la sartén de mantequilla y licor y adornamos con unas hojitas de menta.

Listo.

Importante: Tanto el texto como las imágenes publicadas en este blog están protegidas bajo una licencia

1 comentario: